Distinto o Extinto!
BLOG
14 Mar

El Producto que nunca llego a ser.


Muchas veces se nos ocurre una idea brillante. Contamos con los recursos o encontramos a alguien que nos financie la concreción de la misma. Pero cometemos un grave error, no tenemos en cuenta la forma en que vamos a comercializarlo; por lo tanto el producto resultante de la misma nunca se vende y la “idea brillante” deja de serlo.

Todo proyecto debe contar con tres pilares fundamentales, cada uno con la misma relevancia si se pretende obtener el resultado esperado: un emprendedor que cuenta con una idea; un inversionista que “compro” la idea y esta en condiciones de proporcionar los recursos económicos para que se materialice y un manager, un profesional que cuente con los conocimientos necesarios para poder gerenciar el proyecto.

Habitualmente este último no es tenido en cuenta o se le asignan recursos escasos. Otras veces, ocurre que el manager del proyecto no es un profesional, por lo tanto no cuenta con las herramientas necesarias para gerenciar el mismo. Consecuencia: se dispone de un excelente producto, con una gran inversión en I&D (Investigación y desarrollo) realizada y nunca se recupera o con mucha suerte, se logra fuera de los plazos previstos.

Es aquí cuando comprendemos la real importancia que tiene la aplicación de la última etapa del proyecto, que se debió planificar en forma simultánea con el desarrollo de aquella gran idea: crear una estrategia de comercialización adecuada dentro del Plan de Negocios del Proyecto.

Elegir el canal correcto, una política de precios acorde al segmento de mercado, un posicionamiento planificado, entre otros, son conceptos fundamentales si queremos vender nuestro producto. Lamentablemente cuando nos damos cuenta ya es demasiado tarde porque nos quedamos sin dinero para llevar adelante la estrategia que un especialista nos desarrolla.  Es obvio, pues hemos asignado todos nuestros recursos para desarrollar el producto, pero lo dejamos sin terminar; porque más allá que éste se encuentre técnicamente terminado, en realidad no lo está, no lo podemos vender, comercialmente no ha sido desarrollado. La idea nunca será rentable.